No more “Cola”, please

 La ingesta diària de coca-cola fa incrementar la quantitat de glúcids simples. Aquests, com que s’absorbeixen ràpidament a la sang, provoca que el nivell de glucosa en aquest sigui molt alt de forma espontània. Quan passa, el pancreas segrega insulina per disminuir el nivell de glucosa, acumulant-la a teixits com el fetge, teixits adiposos (griex),…

Si aquest fet es fa de forma constant molt diàriament com a ingesta de cocacola, el pancreas es cansa de produir més insulina o hi hagi tanta glucosa acumulada als teixits que no es pugui acumular més. És el començament d’una diabetis de tipus 2. aquesta pot provocar morts subtades si no es segueixen uns tractaments preventius, com ara una nutrició adequada i no ingerir begudes molt ensucrades com la cola de forma freqüent.

Recomanar a tots aquells que en bebeu de forma constant disminuir la seva ingesta!

Eduard Garcia,  A.E.S.A.

Analizando la libertad de prensa y alguna cuestión más

Reporteros sin fronteras es una ONG francesa que elabora anualmente informes sobre el estado de la libertad de prensa. Clicando aquí tendréis el enlace al informe correspondiente al año 2009, y aquí la clasificación del año 2010.

Con sus luces y sus sombras el informe suele ser bastante ilustrativo del estado de la libertad de prensa en los diferentes estados. Así, por ejemplo, en el año 2010 Estados Unidos escaló posiciones hasta llegar al puesto 20 del ránking mundial(territorio estadounidense) y llegó hasta el puesto 99 en zonas extraterritoriales. En el año 2006 estaba en el puesto 53 en relación a su propio territorio y en el puesto 119 en relación a zonas extraterritoriales, por detrás de Venezuela (posición 115). España también escala posiciones, ¡ya estamos en el puesto 39! Supongo que el tratamiento de las filtraciones de Wikileaks no tendrá incidencia…

Es importante señalar que en una democracia el contacto entre representantes y representados, que vista la baja militancia en los partidos ejerce principalmente la prensa, es un punto clave a la hora de medir la “pureza” democrática existente. Evidentemente sin información de lo que ocurre en tu propio país o en el exterior o las políticas que están implementando tus representantes (recordemos que tu eres potencialmente gobernante en una democracia, al menos esa es la teoría) no puedes analizar la actuación de tu gobierno y por lo tanto no podrás evaluarla de forma correcta y justa (te podrán además manipular facilmente, ya que no dispondrás de información para poder contrargumentar o dudar de las declaraciones) . Si te esconden información suele ser además porque algo de dudosa finalidad han realizado. Para una democracia sana el máximo, siguiendo con el índice presentado, tendría que ser de 2 (0 es la nota máxima). Estamos en 12.25.

La ley patriótica estadounidense (te pueden arrestar, investigar y tal sin autorización judicial), algunas áreas militares secretas de las que no sabemos nada (la famosa Área51, las de Albecete o Zaragoza en España), la ley Sinde que se aprobó el pasado 2 de febrero, el observar que delincuentes que deberían estar siendo juzgados por sus estafas pueden llegar a los gabinetes del gobierno americano, el colocar más cámaras de seguridad en todas las calles siguen siendo sumas y sigues a la mentira de que esto es una democracia. No acabaremos nunca de señalar los déficits democráticos existentes en el mundo occidental.

En Cataluña tenemos un conseller d’interior que ya ha declarado: “tolerancia cero con los okupas” y ha suprimido el código ético de los mossos. Sin comentarios.

Estamos en una época donde nos recortan derechos (civiles, laborales, sociales) y seguimos presumiendo y dando lecciones de democracia. Nos dijeron que el capitalismo salvaje siempre aporta crecimiento, bien, será crecimiento para los de siempre porque  ahora los jóvenes tenemos menos poder adquisitivo que nuestros padres a nuestra misma edad, menos derechos y el deber de trabajar más horas. Tanto progreso y avance científico para trabajar más horas y tener menos bienestar ( la calidad de vida ha bajado en los últimos 10 años)

El problema de todos los ajustes que estamos sufriendo (aunque no el único) es la falta de dignididad que estamos demostrando, ¿que pensarán nuestros hijos? ¿Qué reconocimiento nos darán?  Estamos en un momento crítico de la historia y no estamos respondiendo ante él, aquí no se regala nada y es hora de que nos levantemos, que luchemos por nuestros derechos y por nuestros sucesores.. vaya mundo les estamos dejando.

P