Imbecilizar a las masas

CNN+ fue suplido por un canal de 24 horas de Gran Hermano el pasado mes de enero de 2011. Es un suma y sigue en el largo y tendido camino de intentar idiotizar al pueblo.

Es una historia que se remonta a los mismos orígenes de la humanidad, alguien se dio cuenta que no sólo bastaba con poseer el poder económico, había que añadirle la posesión del conocimiento. No es de extrañar que el comportamiento de las élites haya sido siempre distante del comportamiento del pueblo. Han sido (y siguen siendo parcialmente) guardianes del saber, como además suelen tener tiempo libre (ya que sus medios lo permiten) fácilmente se dedicarán a los asuntos intelectuales. Desde pequeños tienen las mejores educaciones y pueden dedicar gran tiempo a instruirse. Tenemos que recordar que la mayoría de intelectuales y filosófos y revolucionarios (ya sean los Karl Marx, Bakunin, Kropotkin, El Che, Bertrand Russell, Lenin, Gandhi y un sinfín más) eran de clases media-altas, aristocráticas o burguesas. De las élites. Son lo que Lenin denominaba la vanguardia revolucionaria, los desclasados. Y en efecto, esas mismas élites capaces de forjar los mejores pensadores, los líderes de las diferentes revoluciones, son las que intentan mantener en un letargio al pueblo. Que tengan esos pequeños “bastardos”  no les resta poder en su capacidad de erigirse como líderes de la opinión pública y en su capacidad de manipular y entrener al pueblo con idioteces.

La religión fue un primer gran triunfo de este sistema en el que con promesas de futuros paraísos y explicaciones infantiloides y metafísicas del mundo se mantuvo apartado al pueblo de la razón y de la ciencia. Fue un gran triunfo porque no alcanzo a recordar la época en la que la humanidad vivió sin ella. Cierto es que se unían dos necesidades; la de explicar un mundo incompresible y la de mantener en la ignorancia y en la ausencia de espíritu crítico al pueblo (puede que también esté la necesidad de tener una guía de la vida). La segunda faceta siempre es prioritaria, pues con la religión y la fe se desincentiva a la investigación y al análisis ciéntifico de los fenómenos, tanto naturales como sociales. No es casualidad que uno de los templos del saber, como fue la biblioteca de Alejandría, fuese quemado por religiosos (por el propio pueblo, promovido por las élites, cuando el saber sólo puede ser un beneficio social y colectivo).

Por extraños acontecimientos la religión fue perdiendo fuerza, el pueblo drogado (como diría Marx) por ella va progresivamente desintoxicándose, se empieza a vislumbrar la estrecha relación entre religión y poderosos (Estado , aristocracia). La identificación de los dos pone en entredicho las instituciones religiosas. Hay que buscar otra “droga”.

Aparece, casualmente, con la pérdida de fuerza de la religión, los nacionalismos. Otro tipo de fe en otro ente abstracto: ” la nación”. Tampoco se sabe muy bien que es, no hay ninguna teoría sobre la nación. Pero es eficaz. Mientras el pueblo se concentre en luchar por su nación ( todos sabemos que el concepto nación nace de la burguesía) se olvidará de la estupidez esa de la solidaridad de clase o del internacionalismo. Un obrero español tiene más cosas en común con un obrero checo que no con un burgués español. Da igual, luchará fervierte y valientemente por su nación.

Otro problema nace, la gente puede empezar a perder la fe en la nación, o lo que es  aún peor , puede utilizar la nación como extraño mecanismo de síntesis entre marxismo y nacionalismo. Vamos a ir a por otros mecanismos que sean más eficaces, además en un mundo global ( que nosotros hemos impulsado) no nos interesa tanto un nacionalismo extremo.

La televisión y construir una sociedad consumista. ¡¡¡¡BINGOO!!! El pueblo se entretiene con las estupideces de objetos que fabricamos en masa para el mantenimiento del sistema y de mi riqueza y además ya se da por satisfecho, ¡¡se siente realizado!! Hemos matado dos pájaros de un tiro. Uy, no, nos falta acabar de encerrar su mente por completo: he aquí la televisión, como la financiaremos nosotros (los que hemos producido esos objetos inútiles) no sólo les mantendremos entretenidos sino que además tendremos toda la propaganda del dogma. El pensamiento único prevalecerá. ¿Qué existen programas que pueden incentivar la reflexión y tal? Lo sustituimos por uno estúpido pero entretenido, que recuerde al mismo tiempo la miseria de las vidas mundanas (leer aquí las 10 estrategias de la manipulación de Noam Chomsky). También podríamos hablar del fútbol.

Prensa amarilla y mass media controlados, ya que los financiamos los mismos, y todo lo envolvemos para enchufárselo a los ignorantes del populacho.

Por cierto, cuidado con la educación pública que es peligrosa ya que puede animar a la gente a pensar críticamente. Tranquilos no nos preocupemos, la educación estará destinada a crear personas eficientes en su trabajo sin más, para que sean productivas. Lo justo para que puedan desempeñar tareas que exigan cierta formación pero sin exagerar en el fomento de la reflexión sana.

El camino para reestructurar el sistema será complicado..os animamos a todos a trabajar en ello.

Anuncios

3 Respuestas a “Imbecilizar a las masas

  1. Muy buen artículo, al principio me recordó a un artículo que escribí hace tiempo; http://sergcastanye.wordpress.com/2010/07/03/%C2%BFsociedad-del-conocimiento-no-sociedad-de-la-ignorancia/. En parte se entiende, el porqué de que gran parte de la sociedad de haya vuelto así. Creo que viene dado por dos razones fundamentales; la vida de mierda y perdón por la expresión en que viven y por un problema de psicología social. A lo primero me refiero que, ante un mundo en que solo se valora lo material, en un mundo donde no importan las buenas acciones sino el saber lucrarse, un mundo cuyos valores son la diferencia y la superioridad hacia los demás, hace que muchísima gente sienta un vacio, ya que el sistema en el que estamos inmersos se ha basado en tan solo una parte del comportamiento humano y se olvida de otra parte. A lo segundo me refiero, a que como no se ha avanzado nada en lo psicológico, el mundo lo encontramos de una manera muy prehistórica aún; hemos avanzado en ciencia, en tecnología, pero nada en el pensamiento humano. El caso este concreto se debe a lo que yo llamo la teoría de los problemas; existen dos mecanismos para afrontar los problemas, la evasión, el olvido o el conocimiento y la comprensión; los primeros suelen ser los más usados, es el instinto primario de toda persona, (se utiliza aún tan masivamente porque no ha evolucionado la filosofía del pensamiento humano nada), toda persona que intenta saber muchas veces se frustra de saber la realidad, y muchas veces lo más fácil es ignorar o evadirse para sentir placer y bienestar (pero eso es siempre temporal, la vida misma nos obliga a no vivir dentro de una burbuja, por eso la gente lo hace de vez en cuando, es lo más fácil), la cultura del conocimiento y comprensión, es la forma evolucionada de curar y afrontar los problemas, cuesta muchísimo más pero es la forma de llegar a la comprensión y generar bienestar sabiendo y no ignorando.
    Todo esto ha sido aprovechado por aquellos astutos (ojo nunca inteligentes, no hay que confundir conceptos, porque hoy en día a veces se considera a alguien inteligente cuando en realidad es hábil o astuto, solo hay que ver como son los test de inteligencia de hoy en día xD) que lo que hacen es conseguir poder a través del sistema democrático, que precisamente se corrompe hacia la oclocracia gracias a la ignorancia y la manipulación.
    El tema del nacionalismo, no es para nada comparable a la religión, desde mi punto de vista, son conceptos diferentes. El nacionalismo surge a través de la ilustración, aunque ya existía desde hace muchísimo tiempo. El nacionalismo es la evolución de aquel tercer ideal, la fraternidad, que es el único concepto que se ha podido pervertir de una forma extrema, la fraternidad puede significar, apego por los iguales y exclusión de los diferentes. Pero el concepto nacional o fraternidad no se puede eliminar, ya que es humano, pero si se puede limitar. Éste viene del colectivismo, el sentirse de un colectivo u otro puede producirse a una escala inferior a superior, puede agrupar a más o menos gente, y puede ser desde el sentimiento a pertenecer a un mismo equipo de futbol a el pertenecer a una comunidad concreta, un sentimiento siempre positivo si se enfoca y se educa siempre desde el respeto y los derechos humanos, este sentimiento es por lo tanto compatible, humano y bueno, ya que se puede enfocar a partir de la defensa de unos intereses concretos de un colectivo siempre desde el respeto a los derechos humanos. (Leer su fundamentación ayuda a entender lo bien compensados que quedarían los derechos y que no supone ningún problema este concepto).
    Con la última parte estoy totalmente de acuerdo, básicamente pienso así y ojala más gente se anime a denunciar este tipo de cosas y a luchar por reestructurar este sistema que ya ha perdido todo sentido.

  2. En lo relativo al nacionalismo tengo mis serias dudas de lo que afirmas, el nacionalismo moderno nace de la Ilustración (nunca de antes, que se hablaba de patria y de nación en otro contexto y sentido) y no tiene nada que ver con la fraternidad (concepto que nació con PASTEUR 100 años después de la revolución francesa y el intercambio continuo de bacterias entre seres humanos, sin ellas moriríamos), más tarde se fundió con el nacionalismo para dar a conocer el fascismo.

    La principal característica que dio nacimiento al nacionalismo es la contestación al imperativo divino como legitimación de la aristocracia y la Iglesia, con la nación y la soberanía nacional se quiere cambiar esa legitimdad dada históricamente a Dios. Es una construcción burguesa, pues la soberanía nacional se entendía desde preceptos de la democracia representativa (de los que poseían la tierra, es decir, el campesinado y los que poseían los medios de producción, que “producen la riqueza nacional”, los burgueses).

    Después el nacionalismo ha ido derivando a “prácticas peligrosas” como ideología de liberación nacional (contra el último estadio del capitalismo, el imperialismo) sintetizada con consignas marxistas.

  3. Los conceptos nacieron como tu bien dices, y muchos se pervirtieron y se utilizaron de mala manera, pero eso sucede con cualquier concepto, como puede ser la libertad, o la igualdad que pueden ser perversas si no se utilizan como es debido, los derechos humanos en si, argumentan bien como se ha de utilizar.
    Pero hay que tener presente una cosa, tienes razón en lo que dices, que lo relaciona muy bien con la iglesia y la legitimidad a Dios, pero no deja de ser la legitimación de la monarquía, o un tipo de gobierno (algo concreto) a través de la nación (algo abstracto) por lo tanto la relación recae directamente sobre el tipo de gobierno y no la división territorial o nación. Una división territorial hace que personas se sientan a lo largo del tiempo partícipes y miembros integrantes de una comunidad que es gestionada por un mismo gobierno, ese sentimiento, más todo aquello que unen a esas personas se llama nacionalismo. Es importante el dominio de saber jugar con las abstracciones y de saberlas entender. En la psicología el nacionalismo deriva de un sentimiento, de una característica humana que se basa en el colectivismo. Otra cosa es que ésta característica fuera usada por la burguesía o por la aristocracia para intereses particulares. Como he dicho antes, el nacionalismo en si no es malo, es malo si se utiliza de forma indebida, el nacionalismo para utilizarlo de forma positiva ha de representar por la propiedad colectiva de una tierra. Este tipo de propiedad es muy diferente a la propiedad privada que bien conocemos del sistema capitalista. Este tipo de propiedad viene dada y justificada, porque se entiende que un colectivo de gente, que se considere partícipe y miembro del mismo, y viva dentro de unos límites concretos, se supone que la gran mayoría quiere a su tierra por el hecho de haber vivido un determinado tiempo. Eso hace que de forma común se pueda defender ese territorio de gente que podría venir de fuera a explotar la tierra sin ningún tipo de pudor. Es un poco difícil de explicar, pero va directamente relacionado con el concepto de la fraternidad. Y se explica en sociología y psicología ya que viene de un concepto abstracto y completamente social.
    El problema del nacionalismo es cuando la palabra fraternidad se entiende como un grupo cerrado y exclusión de los demás (nazismo) con una falta de respeto (e ignorancia) a lo exterior y con agregados del afán egoísta (imperialismo) que no respeta a todo aquello que esté fuera de su grupo, de su colectivo, de su fraternidad o de su nación, y esto a nivel sociológico se da a niveles tan altos como estos hasta en grupos de personas como podrían ser de amigos, no hemos de olvidar quela sociedad sigue estando formada por personas y sus comportamientos sociológicos a gran o pequeña escala derivan de su psique.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s