Sobre la reforma de las pensiones II

En navidad elaboramos un primer trabajo cuestionando algunas teorías que legitimaban la reforma de las pensiones que iba a intentar aprobar el gobierno. Hoy, dos días después del mal llamado “pacto social”, el proyecto de ley ya está en camino y se aprobará definitivamente el 2 de frebero.

Se ha acordado que si cotizas 38,5 años tendrás el derecho a jubilarte a los 65 años con pensión completa, sino será a los 67 y se contará los últimos 25 años de cotización para el percibo de la pensión (anteriormente eran 15 años y en el año 1997 eran 9..cada vez menos bienestar pero eso sí, nos dirán que tenemos más progreso), con la consiguiente baja notable de la misma. Se ha aumentado el catálogo de beneficiarios (aquellos que desempeñen profesiones penosas, tóxicas o peligrosas, aunque habría que repasar los criterios que se estudian para asignarte en este colectivo ya que se excluyen a muchos que también tienen situaciones delicadas, como camioneros, trabajadores de la limpieza..). Ganan un poco los trabajadores autónomos que tendrán derecho a jubilación anticipada con condiciones equiparables y a partir de ahora las lagunas de cotización contarán (periodos dedicados a cuidar descendientes y becarios, contabilizarán un máximo de dos años cotizados). La jubilación anticipada se atrasa hasta los 63 años. La entrada en vigor real y definitiva se hará en el año 2027 o 2030, aunque se irá haciendo de manera progresiva.

Esos son los “logros” de los sindicatos (CC.OO , UGT), pequeños parches y un poco de maquillaje. Cotizar 38,5 años se hace casi imposible si quieres hacer una carrera y un máster (sin mencionar que muchas carreras, como ingeniería, tienen una duración media de 6,5 años) ya que tu entrada en el mercado laboral se realiza a los 24-25-26-27 años. Es decir, a no ser que hayas tenido suerte y no pases ni un solo año en el paro empezando a los 26 y medio a trabajar y cotizar podrías jubilarte a los 65. Tarea complicada  visto nuestro mercado laboral. Isaac Rosa en “Público” escribió ayer un magnífico artículo sobre lo que implica esta negociación: “Con compradores así da gusto regatear”, nos hemos quedado todos con cara de tontos.

El paro juvenil (menores de 25 años) ronda el 45% lo que por primera vez me lleva a pensar que alomejor a las empresas no les beneficia tanto esta medida. En efecto, un trabajador de más de 60 años en muchos sectores (menos las profesiones liberales) no suele ser más  productivo quecomo uno de 25 años, al que se le paga poco y puede ser capaz de producir prácticamente lo mismo (por la formación, aunque por falta de experiencia puede que sea un poco menos productivo). Estamos estableciendo una barrera de entrada a los jóvenes al mercado laboral. Luego nos engañarán diciendo que están luchando contra el paro. Además como se entra más tarde la cotización de 38,5 años ya se hace totalmente imposible, es papel mojado.  No está tan claro que el empresario quiera mantener con un sueldo alto a un trabajador hasta tan tarde, su labor puede ser suplida por dos trabajadores jóvenes que cobren la mitad. La reforma ha sido fruto de las presiones de los bancos que han visto quebrados sus sistemas de pensiones privados y por lo tanto están buscando “petar” el sector público de pensiones para que todos acabemos realizando planes de pensiones privados. Se olvidan que los trabajadores normales de este país, los de abajo, tienen un sueldo medio de 800 euros al mes, lo que imposibilita hacer planes de pensiones rentables. ¿Como vas a destinar 100 euros de tu sueldo a ese hipotético plan si no llegas a final de mes?

Se podría pensar que esta reforma acompañada de la reforma laboral (despido mucho más fácil) beneficia al empresario también, pero igualmente cuando se tienen 63-65 años despedir se hace complicado ya que tienes que pagar indemnizaciones altas (ya que pagar los días de trabajo cuando probablemente a esas alturas tu salario sea bastante elevado sale muy caro), pero si siguen reformando en este aspecto hasta llegar al despido libre banqueros y empresarios se podrán frotar las manos. Les están dejando el camino libre para la total explotación del trabajador, a la esclavitud nos volvemos a dirigir (bien pensado no se en qué momento en España hemos dejado de ser esclavos..poquito tiempo..).

Los que argumetan con el falaz argumento de ” tu si quieres jubilarte más tarde tienes que poder hacerlo” son fácilmente rebatibles, eso no es ningún problema. Yo defiendo el DERECHO a jubilarse no ya a los 65, sino a los 63 años con pensión completa. El que quiera seguir trabajando que lo haga, pero que sepa que dispone de la jubilación completa.

Es triste ver la claudicación de los grandes sindicatos ante esta reforma, totalmente untados por el gobierno. Están defendiendo el interés privado, de los grandes bancos, no el interés del trabajador. La prensa será capaz de atacar al resto de sindicatos que estén en contra de la reforma laboral, de la reforma de las pensiones.. les tildarán de “retrógados”. Parece mentira, se están aplicando medidas dignas de los años 20 del siglo pasado y llaman retrógados a los sindicatos. He ahí la falta de contra-poder que tendría que ejercer la prensa. Da la impresión que el futuro y lo moderno y lo bueno y deseable son las reformas que  está implementando el gobierno. Por cierto, el paro ha aumentado (estamos en 20,33% de parados), ya veo que efectos está teniendo la reforma laboral (en 4 meses se pueden observar las primeras incidencias de esta reforma, de momento más parados).

Para aquellos que creen que era inevitable esta reforma a la baja de las pensiones os dejos este interesante artículo de Viçens Navarro y el ensayo realizado por diferentes catedráticos españoles que rebaten las teorías catastrofistas de los neoliberales:

EL DOGMA NEOLIBERAL Y LAS PENSIONES

¿ESTÁN EN PELIGRO LAS PENSIONES PÚBLICAS? ensayo de Viçens Navarro (Catedrático Políticas Públicas UPF), Juan Torres López (Catedrático Economía Aplicada Universidad de Málaga) y Alberto Garzón Espinosa (doctorado de Economía Internacional y Desarrollo en la Universidad Complutense de Madrid e  investigador de la Universidad Pablo de Olavide)

La dicotomía aquí  es sector público-sector privado (tanto en la reforma laboral como en la reforma de las pensiones),se está intentando acabar con el sector público, cuando lo ineficaz aquí es el privado (en los planes de pensiones). Ahora más que nunca toca informarse para observar si los argumentos de los mass media son reales o son falacias, para tener la certeza y no ceder ante la defensa del sector público. Ahora mñas que nunca hace falta una unión de clase, medias y trabajadoras.

A.E.S.A.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s