Imbecilizar a las masas

CNN+ fue suplido por un canal de 24 horas de Gran Hermano el pasado mes de enero de 2011. Es un suma y sigue en el largo y tendido camino de intentar idiotizar al pueblo.

Es una historia que se remonta a los mismos orígenes de la humanidad, alguien se dio cuenta que no sólo bastaba con poseer el poder económico, había que añadirle la posesión del conocimiento. No es de extrañar que el comportamiento de las élites haya sido siempre distante del comportamiento del pueblo. Han sido (y siguen siendo parcialmente) guardianes del saber, como además suelen tener tiempo libre (ya que sus medios lo permiten) fácilmente se dedicarán a los asuntos intelectuales. Desde pequeños tienen las mejores educaciones y pueden dedicar gran tiempo a instruirse. Tenemos que recordar que la mayoría de intelectuales y filosófos y revolucionarios (ya sean los Karl Marx, Bakunin, Kropotkin, El Che, Bertrand Russell, Lenin, Gandhi y un sinfín más) eran de clases media-altas, aristocráticas o burguesas. De las élites. Son lo que Lenin denominaba la vanguardia revolucionaria, los desclasados. Y en efecto, esas mismas élites capaces de forjar los mejores pensadores, los líderes de las diferentes revoluciones, son las que intentan mantener en un letargio al pueblo. Que tengan esos pequeños “bastardos”  no les resta poder en su capacidad de erigirse como líderes de la opinión pública y en su capacidad de manipular y entrener al pueblo con idioteces.

La religión fue un primer gran triunfo de este sistema en el que con promesas de futuros paraísos y explicaciones infantiloides y metafísicas del mundo se mantuvo apartado al pueblo de la razón y de la ciencia. Fue un gran triunfo porque no alcanzo a recordar la época en la que la humanidad vivió sin ella. Cierto es que se unían dos necesidades; la de explicar un mundo incompresible y la de mantener en la ignorancia y en la ausencia de espíritu crítico al pueblo (puede que también esté la necesidad de tener una guía de la vida). La segunda faceta siempre es prioritaria, pues con la religión y la fe se desincentiva a la investigación y al análisis ciéntifico de los fenómenos, tanto naturales como sociales. No es casualidad que uno de los templos del saber, como fue la biblioteca de Alejandría, fuese quemado por religiosos (por el propio pueblo, promovido por las élites, cuando el saber sólo puede ser un beneficio social y colectivo).

Por extraños acontecimientos la religión fue perdiendo fuerza, el pueblo drogado (como diría Marx) por ella va progresivamente desintoxicándose, se empieza a vislumbrar la estrecha relación entre religión y poderosos (Estado , aristocracia). La identificación de los dos pone en entredicho las instituciones religiosas. Hay que buscar otra “droga”.

Aparece, casualmente, con la pérdida de fuerza de la religión, los nacionalismos. Otro tipo de fe en otro ente abstracto: ” la nación”. Tampoco se sabe muy bien que es, no hay ninguna teoría sobre la nación. Pero es eficaz. Mientras el pueblo se concentre en luchar por su nación ( todos sabemos que el concepto nación nace de la burguesía) se olvidará de la estupidez esa de la solidaridad de clase o del internacionalismo. Un obrero español tiene más cosas en común con un obrero checo que no con un burgués español. Da igual, luchará fervierte y valientemente por su nación.

Otro problema nace, la gente puede empezar a perder la fe en la nación, o lo que es  aún peor , puede utilizar la nación como extraño mecanismo de síntesis entre marxismo y nacionalismo. Vamos a ir a por otros mecanismos que sean más eficaces, además en un mundo global ( que nosotros hemos impulsado) no nos interesa tanto un nacionalismo extremo.

La televisión y construir una sociedad consumista. ¡¡¡¡BINGOO!!! El pueblo se entretiene con las estupideces de objetos que fabricamos en masa para el mantenimiento del sistema y de mi riqueza y además ya se da por satisfecho, ¡¡se siente realizado!! Hemos matado dos pájaros de un tiro. Uy, no, nos falta acabar de encerrar su mente por completo: he aquí la televisión, como la financiaremos nosotros (los que hemos producido esos objetos inútiles) no sólo les mantendremos entretenidos sino que además tendremos toda la propaganda del dogma. El pensamiento único prevalecerá. ¿Qué existen programas que pueden incentivar la reflexión y tal? Lo sustituimos por uno estúpido pero entretenido, que recuerde al mismo tiempo la miseria de las vidas mundanas (leer aquí las 10 estrategias de la manipulación de Noam Chomsky). También podríamos hablar del fútbol.

Prensa amarilla y mass media controlados, ya que los financiamos los mismos, y todo lo envolvemos para enchufárselo a los ignorantes del populacho.

Por cierto, cuidado con la educación pública que es peligrosa ya que puede animar a la gente a pensar críticamente. Tranquilos no nos preocupemos, la educación estará destinada a crear personas eficientes en su trabajo sin más, para que sean productivas. Lo justo para que puedan desempeñar tareas que exigan cierta formación pero sin exagerar en el fomento de la reflexión sana.

El camino para reestructurar el sistema será complicado..os animamos a todos a trabajar en ello.

¡PIENSA Y ACTÚA!

En la época que nos encontramos, de crisis económica, de falta de empleo, de falta de esperanza por culpa de una clase dominante que sigue las instrucciones que le da el mercado y carga todas las consecuencias a los ciudadanos (ya sea a base de recortes sociales, tales como el de las pensiones, o bien ya sea por la reducción del gasto público en sectores que necesitan en este momento fondos públicos) algunos, unos pocos, siguen enriqueciéndose a costa del sufrimiento de la mayoría. Sí, me refiero  al gasto innecesario que el gobierno mantiene en este momento de escasez. Quiero hablar de los presupuestos generales del estado destinados a Defensa. Actualmente, en los presupuestos del 2011, se destina más de 1230 millones de euros para “Administración y Servicios Generales de Defensa” ,un gasto abusivo. Decir que desde que ha empezado la crisis en 2008 está cifra, solo ha bajado 20 millones de euros. ¿Tan importante es mantener nuestras fuerzas armadas? ¿No sería más interesante destinar gran parte de estos fondos en el Fomento de la inserción y estabilidad laboral? Decir por otro lado que el gasto destinado a la casa real ha aumentado desde 2006, hasta llegar a la escalofriante cifra de 8.434,28 (miles de euros), más de ocho millones de euros para mantener una familia que hace mucho por nuestro país, sin dudarlo…

¡Basta ya de malgastar el dinero!, ¡basta ya de favorecer a los que tienen más! El problema, no son ellos, que se aprovechan, sino nosotros que nos dejamos hacer…

Carlos Herrero (AESA)

El despilfarro de las guerras y la interiorización de la esclavitud

     Fue entre 1933 y 1936 que Bertrand Russell escribió unos cuantos ensayos recopilados en una obra denominada Elogio de la ociosidad. Entre sus revolucionarias ideas se encontraban las de reducir la jornada laboral a 20 horas semanales ( en España, casi 80 años después estamos por encima de las 40), establecer escuelas de infancia para los niños de entre 0-3 años ( este objetivo más o menos se ha cumplido) o el de establecer éticas basadas en la razón y no en la fe. Importante también fue la burla a la creencia del ” trabajo es una virtud”.

Es hora de recordar ciertos puntos, argumentos, que se han perdido para siempre de ese interesante trabajo. Decía Russell que la experiencia de la guerra y de la movilización de la economía de guerra era una de las pruebas de que los hombres trabajan en exceso en sus jornadas laborales. Pues durante la guerra aproximadamente ( durante la Gran Guerra) la mitad de la economía estaba dirigida a tareas improductivas.  La mitad de la población activa  ( más de la mitad) se concentró sólo en la guerra, soldados, propagandistas de la guerra, los obreros de las industrias armamentísticas etc.. Es decir, no producían ni bienes de consumo para la población ni se concentraban en el bienestar general. Tampoco estaban concentrados en la producción de víveres. Durante aproximadamente 6 años, y después en los años 30 aproximadamente 10 años, los hombres y mujeres de Europa seguían sobreviviendo ( disponían de comida, ropa y ciertos bienes de primera necesidad) aún cuando más de la mitad de la población activa desempeñaba tareas destinadas a la aniquilación del resto de los países, tareas lejos de garantizar el bienestar general. Cierto es que no tenían tantos bienes y servicios de consumo como en otras épocas, pero recordemos que la mayor parte del PIB estaba destinad0 a la guerra.

Russell señala acertadamente  ” A pesar de ello ( de la movilización económica de la guerra) el nivel general de bienestar físico entre los asalariados no especializados de las naciones aliadas fue más alto que antes y que después. La significación de este hecho fue encubierta por las finanzas: los préstamos hacían aparecer las cosas como si el futuro estuviera alimentando al presente. Pero esto, desde luego, hubiese sido imposible; un hombre no puede comerse una rebanada de pan que todavía no existe”.

Aún hoy en día en el estado español 7 mil millones de euros de los presupuestos generales se destinan a gastos militares, en EEUU la cifra es de 500 000 millones. Establecer un mundo sin guerras ( sin guerras de los ricos dónde los pobres ponen la sangre) es un camino para recuperar tal despilfarro de dinero ( eso si que es tirar dinero y no las prestaciones sociales).

Es sólo un pequeño apunte histórico que demuestra que una sociedad aún cuando su economía no está a su servicio es capaz de mantenerse en vida. Otro dato, mucho más actual, es la cantidad de movilización de recursos que se destinan a la publicidad, es decir, a otra tarea que en sí no es nada productiva.  No se crea absolutamente nada con la publicidad, está hecha para engañar mediante distintos mecanismos al consumidor, para luchar contra tu competidor de forma desleal ( generalmente la propaganda es engañosa, no explica las características del producto en cuestión).  Es interesante el pararse a pensar la cantidad de dinero que mueve la publicidad y la cantidad de trabajadores que moviliza para nada, para crear ilusiones, ficciones.

En la sociedad actual, gracias a la gran producitividad de las máquinas, podría haber pleno empleo y los mismos salarios con jornadas laborales de 4 horas diarias. Pero existe una moral de estado esclavista, se nos dice desde las clases pudientes ( y ya ha calado en toda la sociedad) que el trabajo es una virtud,” el trabajo es un deber, y un hombre no debe recibir salarios proporcionados a lo que ha producido, sino proporcionados a su virtud, demostrada por su laboriosidad”.  La idea de que el pobre, el trabajador, deba disponer de tiempo libre siempre ha sido escandalosa para los ricos. Ya en la Inglaterra del siglo XIX cuando la jornada laboral era de 15 horas y se luchaba para rebajar tal exceso, desde las clases altas  se afirmaba que ” el trabajo aleja al hombre de la bebida y a los niños del mal”.  Una duquesa inglesa a  principios de siglo XX ante la implantación por ley de las fiestas públicas declaró: ” ¿ Para que quieren las fiestas los pobres? Deberían trabajar”.  Ese sentimiento persiste 100 años después. No lo van a declarar públicamente, pero después de miles de años disfrutando del trabajo del resto ( y ellos sí, teniendo tiempo para el ocio y el goce de sus bienes y de sus seres queridos o amistades) no van a permitir que los trabajadores reivindiquemos 4 horas de trabajo al día para tener tiempo para el ocio. Nos volverían con las mismas, es insostenible, económicamente inviable, haríamos el mal, nos drogaríamos..

El sistema está montado así, los sumisos de abajo aceptamos los mandatos de las élites. Nos da miedo reivindicar nuestros derechos ( como el derecho al ocio). Se puede hacer una división científica y una organización determinada del trabajo para tener jornadas laborales de 4 horas diarias. Me imagino que escándolo provocaría luchar por este derecho. Yo pensaba que los avances técnicos estaban destinados al bienestar de la humanidad y a ir liberándonos progresivamente de la dura carga del trabajo. Existe un prejuicio a pensar que no sabríamos aprovechar el tiempo libre que nos proporcionaría tal jornada laboral . Se podría dedicar al arte, a la cultura, a desempeñar distracciones activas ( como practicar deporte) y pasivas ( mirar la televisión o como otros practican deporte).  Da igual, somos seres humanos, disponemos de avances tecnológicos que nos permiten rebajar la jornada laboral ( que al mismo tiempo permitiría que todos dispusiéramos de empleo), pero hay gente arriba a la que esto no  gusta nada, ya que evidentemente perderían muchos de sus privilegios, sobretodo los económicos.

Seguimos teniendo conciencia de esclavos, de que el trabajo es un fin en sí mismo, de lo bueno que es. El trabajo es un medio para nuestro bienestar, y eso nunca lo hemos interiorizado.

Esto va de mal en peor, ¡Es hora de actuar!

Alentadores datos en este inicio de mes. Sube el paro (hasta llegar al 20,33% ), sube el IPC (llegando hasta el 3,3% anual, 3 décimas más en enero), hemos llegado a un glorioso pacto social donde la edad de jubilación pasará de los 65 a los 67 años (a no ser que puedas llegar a cotizar 38,5 años, tarea complicada vista la barrera de entrada a los jóvenes en el mercado laboral, que será alimentada por este retraso), la población española por debajo del umbral de la pobreza llega hasta el 21% , 3 de cada diez hogares españoles tienen ” dificultades o muchas dificultades para llegar a final de mes” y tenemos 30 desahucios al día. Por otro lado, los ricos han ganado un 8,6% más que en 2009.

2 años y medio atrás los economistas liberales afirmaban que “la crisis financiera (apunte: ni siquiera afirmaban que fuera del sistema) será pasajera”. Es curioso que todos esos economistas neoliberales que nunca vieron llegar la crisis, que nunca predijeron que llegaría, sean los que ahora nos dan las recetas para salir de ella. ¡Y les hacemos caso! Nos hemos apuntado al carro del determinismo económico, si es que en realidad somos pequeños marxistas.

Habitual es ahora oir eso de “no se puede hacer otra cosa”, “¿las pensiones? ¿Qué no has visto la curva demográfica? ¡Hay que retrasar la edad de jubilación” e incluso “Si bajaramos los salarios de forma drástica reduciríamos el desempleo (¡como si no fueran ya bajos!)”. Tenemos un pequeño neoliberal en nosotros. Lo han conseguido. Han aprovechado el momento de la CRISIS DEL CAPITALISMO para imponer definitivamente su dogma, para contaminarnos con sus falacias. La crisis era el momento para poder poner en el primer plano del debate social las alternativas al sistema, ya que lo que ha fracasado es el sistema capitalista. Nada viene caido del cielo, es todo un proceso que se va gestando y las raíces de la crisis actual se encuentra en los años 80, con la liberalización total y absoluta de todos los mercados y principalmente el financiero. Poniendo al Estado al servicio de los mercados y no al contrario. Pues nada, saldremos con las mismas recetas que nos condujeron hasta esta crisis. Es esa nuestra mentalidad de súbdito, de esclavo.

En el plano institucional solo IU y los sindicatos minoritarios (COS, CGT, CNT..) dan la cara. El enfado entre la población crece. Nos encontramos ante una crisis económica, social, ecológica y ética. El barril de petróleo sube, empiezan a escasear los recursos, la guerra del agua se ve inminente, nuestro modo de consumo basado en una ilusión se empieza a desplomar, ya no hay filósofos o grandes pensadores, las universidades centros de la cultura universal ceden ante las empresas que invierten en ellas. Los medios de comunicación han sido puestos en evidencia, demostrando así su carencia de contrapeso político y de contacto entre representantes y representados.

Dentro de esta dinámica que nos está conduciendo hacia un abismo el clima catastrofista es evidente, pero dentro de tanta oscuridad empieza a verse una luz, la llama se ha encendido. No somos pesimistas y por eso creemos y vemos una esperanza. Por un lado tenemos Wikileaks, destapando las vergüenzas del mundo occidental y siendo ahora mismo el primer centro de información no censurada. Os invitamos a todos a visitar su página si se quiere información fiable. Desde internet han surgido numerosas iniciativas, la más activa y que empieza a hacer daño es el movimiento  ANONYMOUS. Cantidad de blogs están empezando a ser la voz del enfado colectivo y al mismo tiempo de escaparate de nuevas iniciativas y alternativas. Las personas se están empezando a mover e Islandia es el ejemplo de ello (La revolución silenciada).

Algunos dicen que no hay alternativas, para todos ellos os dejamos el trabajo de los economistas franceses y alemanes que escribieron un magnífico manifiesto demostrando las falacias del neoliberalismo y las alternativas a las medidas que se están implementando:


MANIFIESTO DE LOS ECONOMISTAS ATERRADOS (fuimos imprimiendo partes de este trabajo para que llegase al colectivo estudiantil, recomendamos su impresión ya que es bastante extenso)

 

Asímismo desde esta asociación se trabaja  humildemente para intentar construir una alternanativa, os dejamos enlaces de algunos artículos que hemos realizado: nuestras 12 propuestas para salir de la crisis en España (sacadas de diferentes fuentes), reformas para implantar una democracia en España y un estudio de las IFIs, con sus críticas y posibles reformas:

12 PROPUESTAS

 

Esto solo son pinceladas, porque en internet y en numerosos blogs se está criticando tanto el sistema actual como las medidas para salir de la crisis pero siempre se proponen alternativas, no solo son críticas y catastrofismos:

ATTAC ESPAÑA

BLOG DE VIÇENS NAVARRO

BLOG DE JUAN TORRES

 

Os hemos dejado unos pocos enlaces (los que consideramos más relevantes en este momento) pero existen multitud de blogs y asociaciones que también están trabajando duramente para proponer nuevas ideas y alternativas. Es hora de que empezemos a movernos, de organizarnos y de luchar. Seríamos por esencia reformistas, pero vistas las carencias democráticas y la imposición que viene desde arriba empezamos a cuestionarnos la viabilidad de la reforma. Habrá que ir estudiando otras vías, almenos para primeramente poder instaurar una democracia y luego sea el propio pueblo el que decida su futuro. Hoy más que nunca nos falta cojer conciencia, reflexionar, informarse y actuar. Desde A.E.S.A. apoyamos todas estas iniciativas.

Faltas tú.

INFÓRMATE, PIENSA, ACTÚA. A.E.S.A.

Sobre la reforma de las pensiones II

En navidad elaboramos un primer trabajo cuestionando algunas teorías que legitimaban la reforma de las pensiones que iba a intentar aprobar el gobierno. Hoy, dos días después del mal llamado “pacto social”, el proyecto de ley ya está en camino y se aprobará definitivamente el 2 de frebero.

Se ha acordado que si cotizas 38,5 años tendrás el derecho a jubilarte a los 65 años con pensión completa, sino será a los 67 y se contará los últimos 25 años de cotización para el percibo de la pensión (anteriormente eran 15 años y en el año 1997 eran 9..cada vez menos bienestar pero eso sí, nos dirán que tenemos más progreso), con la consiguiente baja notable de la misma. Se ha aumentado el catálogo de beneficiarios (aquellos que desempeñen profesiones penosas, tóxicas o peligrosas, aunque habría que repasar los criterios que se estudian para asignarte en este colectivo ya que se excluyen a muchos que también tienen situaciones delicadas, como camioneros, trabajadores de la limpieza..). Ganan un poco los trabajadores autónomos que tendrán derecho a jubilación anticipada con condiciones equiparables y a partir de ahora las lagunas de cotización contarán (periodos dedicados a cuidar descendientes y becarios, contabilizarán un máximo de dos años cotizados). La jubilación anticipada se atrasa hasta los 63 años. La entrada en vigor real y definitiva se hará en el año 2027 o 2030, aunque se irá haciendo de manera progresiva.

Esos son los “logros” de los sindicatos (CC.OO , UGT), pequeños parches y un poco de maquillaje. Cotizar 38,5 años se hace casi imposible si quieres hacer una carrera y un máster (sin mencionar que muchas carreras, como ingeniería, tienen una duración media de 6,5 años) ya que tu entrada en el mercado laboral se realiza a los 24-25-26-27 años. Es decir, a no ser que hayas tenido suerte y no pases ni un solo año en el paro empezando a los 26 y medio a trabajar y cotizar podrías jubilarte a los 65. Tarea complicada  visto nuestro mercado laboral. Isaac Rosa en “Público” escribió ayer un magnífico artículo sobre lo que implica esta negociación: “Con compradores así da gusto regatear”, nos hemos quedado todos con cara de tontos.

El paro juvenil (menores de 25 años) ronda el 45% lo que por primera vez me lleva a pensar que alomejor a las empresas no les beneficia tanto esta medida. En efecto, un trabajador de más de 60 años en muchos sectores (menos las profesiones liberales) no suele ser más  productivo quecomo uno de 25 años, al que se le paga poco y puede ser capaz de producir prácticamente lo mismo (por la formación, aunque por falta de experiencia puede que sea un poco menos productivo). Estamos estableciendo una barrera de entrada a los jóvenes al mercado laboral. Luego nos engañarán diciendo que están luchando contra el paro. Además como se entra más tarde la cotización de 38,5 años ya se hace totalmente imposible, es papel mojado.  No está tan claro que el empresario quiera mantener con un sueldo alto a un trabajador hasta tan tarde, su labor puede ser suplida por dos trabajadores jóvenes que cobren la mitad. La reforma ha sido fruto de las presiones de los bancos que han visto quebrados sus sistemas de pensiones privados y por lo tanto están buscando “petar” el sector público de pensiones para que todos acabemos realizando planes de pensiones privados. Se olvidan que los trabajadores normales de este país, los de abajo, tienen un sueldo medio de 800 euros al mes, lo que imposibilita hacer planes de pensiones rentables. ¿Como vas a destinar 100 euros de tu sueldo a ese hipotético plan si no llegas a final de mes?

Se podría pensar que esta reforma acompañada de la reforma laboral (despido mucho más fácil) beneficia al empresario también, pero igualmente cuando se tienen 63-65 años despedir se hace complicado ya que tienes que pagar indemnizaciones altas (ya que pagar los días de trabajo cuando probablemente a esas alturas tu salario sea bastante elevado sale muy caro), pero si siguen reformando en este aspecto hasta llegar al despido libre banqueros y empresarios se podrán frotar las manos. Les están dejando el camino libre para la total explotación del trabajador, a la esclavitud nos volvemos a dirigir (bien pensado no se en qué momento en España hemos dejado de ser esclavos..poquito tiempo..).

Los que argumetan con el falaz argumento de ” tu si quieres jubilarte más tarde tienes que poder hacerlo” son fácilmente rebatibles, eso no es ningún problema. Yo defiendo el DERECHO a jubilarse no ya a los 65, sino a los 63 años con pensión completa. El que quiera seguir trabajando que lo haga, pero que sepa que dispone de la jubilación completa.

Es triste ver la claudicación de los grandes sindicatos ante esta reforma, totalmente untados por el gobierno. Están defendiendo el interés privado, de los grandes bancos, no el interés del trabajador. La prensa será capaz de atacar al resto de sindicatos que estén en contra de la reforma laboral, de la reforma de las pensiones.. les tildarán de “retrógados”. Parece mentira, se están aplicando medidas dignas de los años 20 del siglo pasado y llaman retrógados a los sindicatos. He ahí la falta de contra-poder que tendría que ejercer la prensa. Da la impresión que el futuro y lo moderno y lo bueno y deseable son las reformas que  está implementando el gobierno. Por cierto, el paro ha aumentado (estamos en 20,33% de parados), ya veo que efectos está teniendo la reforma laboral (en 4 meses se pueden observar las primeras incidencias de esta reforma, de momento más parados).

Para aquellos que creen que era inevitable esta reforma a la baja de las pensiones os dejos este interesante artículo de Viçens Navarro y el ensayo realizado por diferentes catedráticos españoles que rebaten las teorías catastrofistas de los neoliberales:

EL DOGMA NEOLIBERAL Y LAS PENSIONES

¿ESTÁN EN PELIGRO LAS PENSIONES PÚBLICAS? ensayo de Viçens Navarro (Catedrático Políticas Públicas UPF), Juan Torres López (Catedrático Economía Aplicada Universidad de Málaga) y Alberto Garzón Espinosa (doctorado de Economía Internacional y Desarrollo en la Universidad Complutense de Madrid e  investigador de la Universidad Pablo de Olavide)

La dicotomía aquí  es sector público-sector privado (tanto en la reforma laboral como en la reforma de las pensiones),se está intentando acabar con el sector público, cuando lo ineficaz aquí es el privado (en los planes de pensiones). Ahora más que nunca toca informarse para observar si los argumentos de los mass media son reales o son falacias, para tener la certeza y no ceder ante la defensa del sector público. Ahora mñas que nunca hace falta una unión de clase, medias y trabajadoras.

A.E.S.A.